13 nov. 2012

Pomos de fantasía para el desarrollo motriz de los niños



Los niños requieren del máximo número de estímulos durante la fase de crecimiento. Poder promorcionarles un lugar excitante en el que vivir puede ayudarles a mejorar su desarrollo cognitivo y motriz.

Una forma de crear un ambiente adecuado es introducir pequeños elementos como este pomo de  cerámica artesanal con forma de pez amarillo -que probablemente remita a muchos al protagonista de la película de Pixar Animation Studios “Buscando a Nemo”- y que seguro va a gustar a los niños.

A nivel cognitivo el estimulo viene dado a la hora de poder interactuar, por ejemplo, a tres bandas entre: el objeto, el padre y el pequeño imaginando una historia que divierte al infante y lo hace sentir más cómodo en ese espacio. Asimismo, se refuerza el vínculo entre el progenitor y su hijo por el hecho de compartir dicha actividad.

En cuanto a la motricidad, es indudable que la forma del dulce pececito de este pomo invita más a un niño a abrir un cajón o cualquier puerta que una manilla sin ese toque de fantasía. De forma que, la tarea de coger y estirar del pomo mejora la contracción de los pequeños músculos que sirven para hacer la acción de agarre.

Puedes encontrar este precioso modelo en dismon.es por un precio de 3,90 euros.